Mobirise

Indignación en el agro
por “dedazo” billonario
del Minagricultura Iragorri

Contexto Ganadero 
www.contextoganadero.com

[POLÍTICA ANTIAGRARIA] Productores agropecuarios evidenciaron su malestar al conocer la noticia sobre las faltas que habría cometido el titular de la cartera al hacer contratación directa por más de $3.1 billones, y le reclamaron que no se haya ocupado por la política pública del campo.

Según un informe de Caracol Radio, el ministerio de Agricultura habría entregado contratos, la mayoría en forma directa, a personas y entidades sin requisitos ni experiencia. Además, se habrían incluido adiciones sin objetivos ni argumentos para efectuarlas.


El medio explica que la contratación directa no constituye un delito, pero evidencia problemas como falta de planeación en el gasto. De hecho, en contratos con el Estado se privilegian otras formas como la licitación, por su carácter más transparente y abierto al público.


A pesar de que todavía no se ha configurado un delito, los organismos de control como la Fiscalía General y la Procuraduría General están investigando para determinar responsabilidades penales y disciplinarias. (Lea: “Salida de Iragorri sería lo mejor para el sector agropecuario”)


El escándalo afecta directamente al ministro de Agricultura Aurelio Iragorri, pues la investigación revela los contratos a partir de 2015, unos pocos meses después de que el funcionario asumió la cartera en agosto de 2014.


Pero lo más preocupante tiene que ver con el método que se usó para entregar los dineros, pues se privilegió la contratación directa. Entre 2015 y 2016, se otorgaron $3 billones 133 mil millones (92,85 % de la contratación total).


En lo corrido del 2017, de los 22 contratos publicados en el Servicio Electrónico de Contratación Pública, 18 de estos (que suman un poco más de $145 mil millones) fueron otorgados bajo la misma modalidad. (Lea: "Inconsistencias en la ejecución del Convenio MADR y UNAGA")


Consultado por ese medio, el ministro Iragorri explicó que los rubros se han entregado a asociaciones de productores que adelantan proyectos a nivel local, por lo cual no se puede hacer una licitación en esos casos.


Hay una contratación grande con federaciones y agremiaciones, porque así era la manera de llegarle a la gente”, dijo, aunque no supo explicar por qué más del 90 % de la contratación es directa.


Ante la preocupación por la falta de idoneidad de los contratistas, aseguró que ha establecido mesas y comités para cada proyecto, con el fin de hacer la interventoría correspondiente y asegurar que se cumplan los propósitos.


INDIGNACIÓN EN EL SECTOR AGROPECUARIO

Los productores se mostraron indignados por la noticia. Lo calificaron como “ministro contratista”, que “ha descuidado al campo y los agricultores”, y que se ha dedicado a “repartir mermelada”. (Lea: "MinAgricultura ha adjudicado "a dedo" más de USD1.000 millones")


De hecho, José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, ya había advertido sobre la entrega de contratos a ‘dedo’ por parte del MinAgricultura en una entrevista concedida a María Isabel Rueda para el diario El Tiempo.


“Desde el 1º de enero de 2015 hasta el 4 de mayo de (2016), sin que haya mediado un concurso de méritos, sin una licitación pública, sin ningún proceso medianamente transparente–, (el Ministerio de Agricultura) ha adjudicado $3 billones 142 mil millones, es decir, más de USD1.000 millones. Mi pregunta es, ¿dónde está el impacto en el campo?”, señaló en ese momento.


Por su parte, un productor del sector arrocero reclamó que el Ministerio dificulte la entrega de recursos para unos proyectos, y no destine los recursos suficientes para atender las necesidades de los productores. 


Los recursos que se ponen a disposición de los agricultores para ese programas como bancos de maquinaria son absolutamente ridículos. Cuando salen los recursos, durante solamente 3 o 4 días”, señaló.


CONTRATO CON UNAGA

Una de las evidencias que más ha molestado a los ganaderos tiene que ver con un contrato entre el Ministerio y la Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas, Unaga. En días pasados, el representante a la Cámara Rubén Darío Molano manifestó su preocupación por las inconsistencias en la ejecución del convenio.


Hoy se conoce que el contrato fue por un valor de $4.250 millones con 2 adiciones de $1.500 y $500 millones, donde no se especificaron obligaciones a Unaga, además, se modificaron las estipuladas originalmente.


De hecho, la obligación original fue “Articular esfuerzos técnicos (…) con el fin de llevar a cabo actividades (…)”, una expresión criticada porque no define cuáles son los objetivos contractuales. (Lea: "Brote de aftosa prueba incapacidad de Unaga y NFG para manejar ciclo")


Al respecto, un ganadero manifestó que el ministro es un “enredador”, que “contrató con Unaga más de $4 mil millones para que hiciera la vacunación”, con las conocidas quejas y los resultados que siguieron. Para él, Iragorri y el Gobierno emprendieron una “persecución contra Fedegán que hoy todos como ganaderos estamos pagando”.


Además, se cree que el Ministerio entregó grandes contratos en el último año a Unaga no solo para abultar sus bolsillos, sino también para ayudarle a ajustar las condiciones que le permitirían ganarse la licitación del fondo parafiscal de los ganaderos.


Por ahora, las investigaciones apenas comienzan y el ministro Iragorri, que está próximo a salir del cargo, tendrá que responder por estos señalamientos.

....................................................................................................................................................................................................

CONTEXTO GANADERO / Agosto 11, 2017

Ver artículo en www.contextoganadero.com

NOTICIAS RELACIONADAS:

¡COMPARTE ESTA PÁGINA!