free responsive web templates

EL DEDO EN LA LLAGA

Glifosato: sin soberanía alimentaria,
con envenenamiento
y esclavización

Hernán PÉREZ ZAPATA (*)
Ing. Agr. MSc Comunicaciones. Director de INFOAGRO COLOMBIA

La grave crisis económica que soportan países como Argentina, Brasil y Turquía, entre otros, soportan gran parte de los indicativos que afectan nuestra situación nacional, que golpea también a nuestro pueblo y nación Colombiana.

Los grandes controladores del capital financiero internacional soportan superproducciones que no tienen donde colocar. Igualmente, muestran graves limitaciones en su rentabilidad. Se convierten en monopolios que llegan a su fin al no poder continuar su crecimiento porque el modelo neoliberal se les agota.


Las maniobras del Gobierno de Donald Trump en EE.UU con su guerra comercial contra China y todos sus aliados y competidores en el continente y en el mundo, los lleva a propiciar el control de sus capitales y la prolongación del libre comercio que ha fracasado para las grandes mayorías por fuera del imperio estadounidense, que también les afecta.


Estas premisas son fundamentales para entender el verdadero significado de los anuncios antinacionales, antiagrarios y antidemocráticos del nuevo Embajador Colombiano Francisco Santos Calderón, ante el Gobierno de EE.UU. secundadas por el Presidente Colombiano Iván Duque y el mismo Presidente Donald Trump de EE.UU.


Las masivas importaciones y el contrabando de más de 14 millones de toneladas anuales de alimentos básicos como el trigo, el arroz y el maíz, entre muchos otros, nos ponen en manos de los dictados del imperio norteamericano, para acabar con nuestra producción nacional y someternos a sus imposiciones para vendernos nuestra dieta diaria.


Si no producimos nuestra dieta diaria y dependemos de EE.UU o cualquier potencia extranjera, en caso de la emergencia de la III Guerra Imperialista Mundial que está en proceso con el Presidente Trump y su Gobierno, este no va a preferir abastecernos a los Colombianos sino que va a priorizar sus alimentos para sus tropas y su población interna.


Es decir, está cada vez más en peligro nuestra SOBERANIA AGROALIMENTARIA NACIONAL. Si no producimos nuestra dieta alimentaria, tenemos que someternos como ESCLAVOS a los dictados de nuestro principal abastecedor impuesto con los Tratados de Libre Comercio (TLC) con los EE.UU.


La reiteración del nuevo Embajador en Washington Francisco Santos Calderón de prolongar las aplicaciones con GLIFOSATO, financiado por los mismos EE.UU. y con la dosis triplicada por su recomendación (de 2,4 a 10,6 litros por galón) los lleva a justificar el uso del terrorífico matamalezas sobre el que la Organización Mundial de la Salud, OMS, ha prevenido al mundo por sus efectos en distintos tipos de cáncer, Alzahimer y otras afecciones mortales para la especie humana.


Y como si fuera poco, las permanentes aplicaciones de los agricultores gringos del matamalezas Round Up con Glifosato para matar las plantaciones de trigo, arroz, maíz antes de sus cosechas y de los demás productos alimenticios, envenenan a sus propios consumidores y lógicamente a los productos importados desde los EE.UU. a Colombia y otros países.


Acaban con la desprotegida producción agroalimentaria nacional, envenenan a sus consumidores de alimentos altamente contaminados con GLIFOSATO y nos envían esos mismos productos con las importaciones de más de 14 millones de toneladas, sin contar el contrabando. Con estos productos se va acumulando el envenenamiento de nuestros consumidores nacionales, porque el GLIFOSATO se acumula en el organismo humano.


Y todo por proteger a las multinancionales Monsanto y ahora a Bayer que ha comprado el fatídico monopolio de los herbicidas de la muerte…todo por el unos pesos o dólares, en contra de la vida y la soberanía agroalimentaria de los Colombianos, de los propios habitantes de los EE.UU. y de la humanidad que soporta estas acciones criminales. Todo para prolongar la vida del más aprobioso de los imperios que han existido en la humanidad.


Solo la lucha civilizada de nuestros productores agrarios y nuestros consumidores nacionales podrá permitirnos conquistar nuestra SOBERANIA AGROALIMENTARIA, AMBIENTAL Y NACIONAL para bien de las grandes mayorías de nuestro pueblo y nación Colombiana.

Medellín, Septiembre de 2018

....................................................................................................................................................................................................

HERNÁN PÉREZ ZAPATA / (*) Ing. Agrónomo (U.N, Medellín, 1964); MSc. Comunicaciones (Iowa State University (EE.UU., 1969); ExProfesor Titular (P) (Univ. del Magdalena, Santa Marta, 1975-2009); ExDecano Ciencias Agrarias UPTC, ExPresidente ACIEAS (Asoc. Colombiana de Instituciones Educación Agrícola Superior); ExPresidente y Secretario Asociación Colombiana de Ingenieros Agrónomos, ACIA (1970-2003); ExDecano y Profesor Asociado Ciencias Agrarias UPTC, Tunja, Boyacá (1972-75); ExDirector Nacional y Regional Comunicaciones ICA, Bogotá y Medellín (1964-1971). ExPresidente ACIA (Asociación Colombiana de Ingenieros Agrónomos); Fiscal ASECA UN Medellin y de SIADA (Sociedad de Ingenieros Agrónomos de Antioquia); Participante tres meses en Seminario Curso Cooperativismo Agrario en Israel; Miembro de las Dignidades Agropecuarias Colombianas, ACIA, SIADA y ASECA-U.N, Medellín. Actual Director Periódico Digital INFOAGRO COLOMBIA (www.infoagrocolombia.com). E-mail: hernanperezapata@une.net.co, infoagrocolombia2016@gmail.com

INVITACIÓN: INFOAGRO COLOMBIA publicará a partir de nuestra próxima edición, los textos y resúmenes de centenares de estudios y denuncias que sustentan esta posición difundida en nuestras emisiones mensuales. Este compendio podrá consultarse en la sección Libros de nuestra web: www.infoagrocolombia.com/libros, donde igualmente puede descargarse (entre otros) nuestro último libro titulado: “SIN TRIGO, ARROZ, NI MAÍZ... NO HAY PAÍS” (3ª Edición de nuestro libro “SIN MÁIZ NO HAY PAÍS”, cuyas ediciones anteriores fueron publicadas en Santa Marta (2009) y en Medellín (2017).

¡COMPARTE ESTA PÁGINA!